Thursday, August 31, 2006

Cristal-izado

m
Me creo la brisa del mar dulce y armonioso. Me creo nube.

Me creo luna...y me creo sol. Me creo rodando en tobaganes de agua. Me creo,vida!

Me creo el universo entero situado detrás del ombligo. Me creo deslizar en los resbaladizos anillos de Jupiter. Me creo tus ojos absorviendo mi alma.

me creo estrella fugaz ----o d

Me ahogo entre fresas que descubre mi lengua. Me ahogo en la luz de plata que se refleja en tu pelo. Me creo feliz!.

Me creo etéreo. m

Escapemos de todos hacia la estela dorada, que crea senderos hacia la luna del alba...que crea senderos en la temprana mañana, y el rocio tiembla cada vez que la descubre...cada vez que nos descubren.

Y cada vez que me llama me consumiré en cenizas...cada vez que me llama mi pompa ingravida revienta en el desconocido infinito.

Quiero,quiero,quiero: ver el arcoiris de nuevo, ver las plateadas calles de la noche , mi calabaza convertida en carruaje(otra vez). Ojala el sol deje de ser tirano.

La luna clandestina escapará a los mares de oriente. Espero que cuando vuelva me traiga cristales preciosos, envueltos en plata o envueltos en oro.


a!

2 Comments:

At 01 September, 2006 16:45, Blogger silvi orión said...

te creo. creo ke te creo. sé ke me crees.
ya tienes tu post colgao, un beso rude!

 
At 04 September, 2006 23:49, Anonymous Miss said...

Descansa Luna. No. Despierta a ostias si es preciso. Todo el mundo ve tu luz y pocos saben que es realmente tuya. Cómo nos reímos aquellas noches en que coincidimos allá por los sueles reverberantes y lamentamos, también, que pocos sepan tu secreto. Sería hermoso poder comunicarlo.

Quema. Arde. Abrasa. Incinera mi espectro lamentable. Escupe a las cenizas y aplástalas con tu pie de gigante. No calles. No. Mejor no digas nada. Tus ojos ya duelen lo suficiente.

Cuidado, te estamos observando. Analizamos cada gesto y palabra que sale de ti. Buscamos, hallamos, guardamos tus impresiones, tu vida, tu alma en un reducto oculto de nuestra persona. Destrozamos, construímos, absorbemos. ¿Qué intuyes, razonas, explicas, odias, amas? ¿Qué sueñas, qué drogas, qué luchas y escapas? Lo sabremos.

Contempla el propio desnudo de tu alma. Conoce el mío. Es la cortesía entre egos, la sinceridad en estado puro, fisión de los átomos en pro de una fuerza constructiva, bienhechora. Roza el saber de un infierno ajeno, hazlo tangible y tuyo.

Activa las fibras de todos mis seres. No escojas, no creas en mí misticismo, sino contraste, pureza, corruptibilidad, desprecio, suicidio y amor, vida y objetiva subjetividad.
Intuye la simplicidad de mi carácter esquizoide y seremos uno, o miles, pero siempre nada.

 

Post a Comment

<< Home